22 jul. 2011

Desde Hoenn

Quizás, lo que apenas y sembraste ayer, ya dio sus frutos.

Inicia un viaje que atravesara cielos, montes y mares.
El futuro llama. Una aventura más por ser el mejor.
Por crecer juntos, la amistad, la experiencia y el esfuerzo,

Una leyenda pokémon!

***

Dicho eso... vamos a hacer nuestro propio pokémon?

1.- Piensa en el tipo. Debería ser el primer paso con que crear uno, ya que apartir de los tipos, se puede escoger un animal o concepto respectivo para el poké, esto te da un marco en el cual centrar la imaginación. Piensa en tus tipos favoritos o en una combinación no común. Algo que lo haga original, así como útil en batalla y divertido de imaginar.

Yo escogeré agua como tipo principal,por ser de mis starters favoritos,
e insecto como secundario, por ser de mis animales preferidos.

2.- Un animal o concepto. Algo que vaya acompañado de los tipos que enunciaste. A partir de este, ya vienen acompañados la idea de los habilidades, ataques y posibles lineas evolutivas que tendría el poké. Puedes investigar, en caso de un animal, cuales cumplen con las características listadas.

Un insecto acuático = Escarabajos de agua, pulgones, zapateros.

3.- Creando. ¿Cuántas evoluciones tendrá? ¿Aspecto enfurecido o amigable? ¿Sería un ejemplo de starter? Muchas preguntas que responder para iniciar el dibujo. Piensa en la versión final del poké, para a partir de el imaginar como se iría transformando a llegar a tal aspecto, o de no ser así, no importa, puede ser uno de fase única. De todo esto, puedes ir comenzando a pensar en un nombre para tal. Usar partículas en inglés y unirlas entre sí, maquillando un poco el significado de cada una.

Por mientras que dibujo, les dejo con estas poké-babosadas:

- Tu mama es tan gorda que cuando se tropezó, fue Magnitud 11.
- Tu mama es tan tonta, que se golpeó así misma en su confusión.
- Tu mama es tan tonta, que perdió la mano tratando de abrir un voltorb.
- Tu mama es tan gorda, que cuando se detiene le gritan "Un snorlax obstruye mi camino".
- Tu mama es tan tonta, que usó double team, creyendo que obtendría 6 pokémon extra.
- Tu mama es tan tonta, que al escuchar dugtrio, piensa en algo sucio.
- Tu mama es tan gorda, que sube su resistencia hacia el fuego y el frío.
- Tu mama es tan gorda, que 2 machamp le tienen que dar masajes de espalda.
- Tu mama es tan gorda, que no le alcanza un solo full restore.
- Tu mama es tan tonta, que confunde un jiglypuff de cabeza, con un electrode.
- Tu mama es tan gorda que no puede estar fully paralyzed.
- Tu mama es tan gorda, que el low kick obtiene 200 de atk base.

Y el resultado final es el siguiente:


Su nombre es Strimmer. Viene de las palabras strider, referiendo a water strider, insecto zapatero, y swimmer, que es nadador. Es un insecto con patas en forma de esquíes con los que se posa sobre el agua, propulsado por sus alas. Cazador de insectos y pequeñas aves como Wingulls y Yanmas. Cuando esta en tierra, reduce considerablemente su movimiento, el cual cambia al de una araña, usando las puntas de sus patas como zancos.

Es la evolución de Wagrub. Viene de las palabras water, agua, y grub, que significa larva. Una larva semi acuática, que solo se preocupa en comer hierba para seguir creciendo, descansando debajo de rocas o conchas en las playas y por fin evolucionar.


***

Muchos años han pasado ya desde que terminé mi primera y propia versión, Safiro.
Y son muchas cosas también las que me ponía a pensar conforme me sumergía en el juego.
Ojalá la vida fuese tan sencilla y aún así, tan emocionante... los hombrecillos amables, siempre dispuestos a hablar y ayudar en cuanto podían... la suave música de fondo en cada zona, perfecta para cada ocasión... la gran variedad de criaturas por ver, atrapar y vencer... en fin.

Por hoy, intentaré entrar de nuevo a ese mundo dentro de mi cartucho de GBA.

15 jul. 2011

Mrs. Robinson

El día había sido muy frío.
Eran tres horas seguidas, casi interminables en las que el tiempo se doblaba así mismo indefinidamente, con un profesor ya (muy) mayor de edad. Pero algo que nos despertaba en ese mar de letargo de los jueves, era el cambio de salón para las ultimas dos horas. Teníamos que viajar del aula 105, del primer piso del edificio dos, a un laboratorio prácticamente en desuso del segundo piso en el edificio 1.

Ese tiempo lo aprovechábamos mis compañeros y yo, para despabilarnos a entre nosotros mismos, hacer comentarios acerca de lo poco que alcanzábamos pescar del mar de información que azotaba el profe con su modulada, monótona y rasposa voz.
- Si este fuese un mundo de caricatura, el profe seria una tortuga.

Mi supuesto "hermano" inicio el tema y el círculo de gente se dibujó solo.

Estaba concentrado, escuchando la platica y sin participar, la clase misma había acabado con mis ganas de querer agregar comentario alguno y el centro de atención seguía siendo mi hermano.

De pronto. Ya no veía nada, todo estaba oscuro.
Solo escuchaba una risa de mujer de fondo, al tiempo en que todos callaban.
- ¿Quién es?
- Adivina...
- Anda, muéstrate! -Decía feliz, mientras intentaba tocar las manos de mi captora-.
- Noooup! -Respondía dando brincos de lado a lado, evadiendo mis manos, había cubierto mi rostro completo con su chaqueta-.

Ya liberado, encuentro su mirada. Era Samantha.
Todo en cuanto sabía de ella era que estaba bien buena, que se encontraba en un semestre mayor y que su nombre me encanta.
- Holi, Marc.
- Hola Sam... sabía que eras tu.
- Ajá! Claro. Tienes los labios resecos, no quieres algo de mi... -Bajando la mirada a su bolsa-.¿Chapstick?
- Mm... -Miraba su sonrisa, miraba el pequeño cilindro en su mano, pero no pensaba en nada-.
- Anda! Pon tus labios... -Destapó y puso algo de él en mi labio inferior, mi piel se erizaba conforme se deslizaba la fría punta-. Espera, me falta un poco aquí... y aquí.

Terminó con una sonrisa y se alejó poniéndose su chaqueta de nuevo.
Ese mismo día, saliendo toda la gente, recogí mi mochila del suelo y acomodé todas mis cosas. Levanto mi mirada, ya todo mochila adentro, justo estaba parada frente de mi.
- Hi Marc!
- Hola Samm.
- Oye, quería decirte algo...
- ¡Adelante! -Entusiasmado respondí-.
- Es que, no se si decirte, por lo de... ya sabes.
- ¡Nah! Descuida, ¿que pasa?
- Me gustas. -Su cara se iluminó. Yo, fui catapultado a la era de la primaria, hasta secundaria, chingao'! Me petrifique frente a ella. Mi rostro brillo en rojo.- Te pusiste todo rojo ¿Estas bien? -Pregunta en un tono de travesura, inocente y malicioso a la vez, mientras coloca su mano izquierda sobre mi pecho, palpando mi pulso, obviando mi sobresalto-.
- ¿Estas viéndote? -Señalé con un ademán a toda su persona. Desde los ondas que caían como ríos a sus hombros, hasta sus delicados pies cubiertos por unos botines rojos-.
- Eres muy lindo -Su expresión era la de una niña, besó mi mejilla y desapareció de entre los pasillos de la escuela-.


Llegué a la casa y encendí el computador.
Tecleé su nombre. Tenía novio...

9 jul. 2011

El tren

Mañana voy a salir a caminar.
Mañana voy a olvidar y perdonar todos los recuerdos que me avergüenzan.
Mañana voy a poner en orden todas las gavetas de mi ropa.
Mañana voy a iniciar a escribir esas ideas para mi novela heroica.
Mañana voy a enterrar tu recuerdo.
Mañana voy a buscar empleo para este verano.
Mañana voy a comprarme esa camisa que siempre quise.
Mañana voy a invitar a salir a esa chava que creo que me tira el rollo, pero como por el momento no hay nada, solo asumiré tal como un hecho.
Mañana voy a comenzar a ser un mejor hijo.
Mañana voy a iniciar de nuevo a hacer ejercicio.
Mañana voy a rasurarme.
Mañana voy a analizar si lo mejor sera olvidarte, porque seguramente para después de mañana aun no lo habré hecho.
Mañana voy a rasurarme.
Mañana voy a reacomodar todo mi cuarto.
Mañana voy a cambiar de perspectiva mi mundo, seré mas positivo y asertivo en lo que quiero y necesito.
Mañana voy a dar final a esta historia de ya medio año.
Mañana voy a comenzar una nueva aventura.
Mañana voy a volver a escribir en el blog algo serio y prometedor, y no rellenos ni auto referencias.