27 dic. 2013

Eres un antes y un después.

Eres el descubrimiento del fuego.
La potencia del vapor.
El poder "devastador" del átomo.
El descubrimiento del ADN.

Lo cambiaste todo.

La persona correcta en el momento adecuado,
un acorde encajando armonioso en la sinfonía última que es la vida.

Solo hubiese deseado haber sido tan perfecto como tú lo fuiste para mí.

Me enseñaste a entregarme totalmente,
y así me perdí en ti,
para quizás jamás volverme a encontrar,
o al menos no en un buen tiempo,
o al menos no totalmente,
o al menos no al mismo que entró en tus paisajes infinitos.

Bosques oscuros de cabelleras largas,
playas con corales simétricos,
desiertos de suaves y blancas arenas.

Cualquiera sea el caso, aquí tienes a tu mas humilde servidor.

Te deseo lo mejor, porque tú hiciste, y haces, dar de mí lo mejor.


9 dic. 2013

Uno para obtenerlos a todos

Me compré un anillo hace un par de meses y desde entonces toda vez que tengo oportunidad, lo llevo puesto.

Recuerdo que en preparatoria usaba un par en mi mano derecha y siempre los llevaba conmigo a todas partes, hasta que un día, al pasar la noche en casa de un amigo, los dejé ahí, los olvidé y ya no los volví a ver jamás.

Desde entonces no había vuelto a usar anillos, y un día, caminando, vi un lugar donde mostraban de diferentes tallas y de diseños sencillos. El precio era barato -Son de aluminio, ligeros.-dijo el hombre, así que decidí comprarlo.

En ese instante sabía que necesitaba un símbolo para tener siempre en mente algo, pero no sabía que era ese algo que quería siempre tener en mente y tampoco sabía cómo recordarlo, así que el primer paso para tener ese algo que nunca olvidar fue comprar el anillo. Ya resolvería qué sería todo eso sobre la marcha.

Llevándolo algo brillante en la mano, de repente de un día para otro, la gente preguntaba cosas:
A- ¡Hey! No sabía que te habías casado.
S- No, los anillos de matrimonio se llevan puestos en la otra mano y van en el dedo...-respondieron por mí, aunque mejor de lo que pude haber respondido.

R- Está bueno el anilllo, ¿cuánto costó?
MJ- Pues... estuvo barato, es plata.
R-Si, supongo que el aluminio no brillaría tanto.

P-¿Si sabes lo que significa el anillo?
MJ- Uhm, pues... ¿tú llevas uno también no?
P- Bueno, al menos el mío es un voto, una promesa para llegar puro al matrimonio. No envolverme en prácticas que no deseo.
MJ- Entiendo.
P- Entonces, ¿qué significa el tuyo?

¿Y qué podría significar?

Como vídeo jugador que soy, sé que hay artefactos, "items", los cuales aumentan las características de los personaje, brindan alguna habilidad nueva o perfeccionan alguna técnica especial y, quizás este anillo, hace alguna de esas cosas, o todas al mismo tiempo.

Hay días en los que despierto y apenas me he puedo levantar.
+3 Str, +6 Agi.

Otros días no puedo concentrarme, la ansiedad me ataca y no puedo tomar alguna simple decisión.
+10 Int.

Algunos otros, siento que necesito desenvolvimiento.
+8 Charm, +3 Dex.

En situaciones me ha enseñado.
+You learned "HyperVoice".

En otras detenido.
+You learned "Calm mind".

Y eso puede ser el anillo para mí y más.

Ha sido para recordar, pero no recuerdo qué.
Ha sido para obtener fuerza, pero también para pensar.
Ha sido para actuar, pero también para contemplar.
Cuando lo compré era de aluminio, pero ya ha sido de plata también.

3 dic. 2013

Para llegar al otro lado.

No recuerdo que haya sido así de frío en años.
Los árboles apenas y han podido mudar sus hojas.

Tampoco recuerdo que el sol bajara tan pronto.
Lo sé porque cada día mi sombra crece más de la cuenta.

Mi sombra se proyecta cual obelisco frente a mí,
y el sol sigue su camino, ya me ha sobrepasado en longitud.
La observo asombrado mientras las demas,
las propias de las cosas a mi alrededor también crecen.
El sol sigue su camino, y estas se han terminado por fundir entre sí.
Se ha vuelto de noche.

Cada día se ha repetido el mismo ritual,
veo la sombra llegar a niveles insostenibles,
y los días dejan pasar a las noches,
y en estas noches, he quemado tus recuerdos.

Un día quemé palabras de aliento,
la semana anterior fueron besos,
quizás hoy sean abrazos
y mañana podrían serán tus caricias.

Les he quemado no para convertirles en cenizas,
terminen reducidos a polvo y sean llevados por el viento.

No para ver los colores en esas imágenes palidecer hasta carbonizarse
para nunca jamás volver a ser los mismos.

Les he quemado porque son los que arden mejor.

Les quemo porque puedo llegar al la noche del día siguiente
y volver quemar esas mismas historias.

Porque son estas lo único que me puede mantener cálido.
Porque son el único combustible que me queda.
Porque son lo único que me hará pasar diciembre.

Ya no se distinguen las sombras.
Ha llegado la noche otra vez y,
en esta en particular, duele.
Están las llamas listas y mi mano se ha detenido.

Veo la foto suspendida sobre las brazas,
y me enorgullece sentirme así,
que estuviste ahí,
que me duela de esta manera,
porque mientras me sienta así, se que fue real,
las palabras, los gestos y los sentimientos.

Esta noche me enorgullece que me duelas de esta manera.

Dejaré de quemar tus recuerdos
y permitiré que me abrace el frío,
que llegue a lo más profundo,
que toque hasta la médula
y que me rompa los huesos.

Esta noche no arderán recuerdos, 
en cambio, se congelarán momentos.


Momentos que no llegarán a diciembre.